La paciencia es una de las virtudes más importantes en cada individuo. A veces cuando las cosas no suceden al ritmo que esperamos, debemos saber cómo lidiar con la espera.

En estos casos la ansiedad nos invade y sentimos que lo que queremos que suceda tomará mucho más tiempo. Cuando tiene que ver con saldar cuentas, debes aprender cómo sanar tu relación con el dinero.

Si se trata de una subvención, los síntomas se agudizan aún más, ya que depende en gran parte de la Comunidad Autónoma de la que seas parte y de la manera en la que se ejecutan sus procesos.

4 pasos a seguir al solicitar una subvención

En caso de que no conozcas muy bien cómo se lleva a cabo este procedimiento, a continuación te presentamos una serie de pasos:

  1. Los trámites:

Cada empresa tiene necesidades distintas, así que debes trabajar en función  de atender las tuyas. De igual forma, mientras todos los trámites se llevan a cabo es importante tener planes definidos para hacer frente a distintos escenarios.

Luego de realizar la solicitud para recibir la subvención, sigue un largo proceso en el cual puedes recibir ayuda de algún asesor que te guíe durante cada uno de los pasos a seguir.

Es por esto que debes tener claro que en la mayoría de los casos, luego de que termine el periodo de tramitación es cuando comenzará el plazo de resolución.

  1. La resolución:

Al llegar a este punto, las dudas sobre si tu subvención será aprobada comenzarán a invadirte. Mientras pasa el tiempo y no obtengas respuestas, más fuerza tomará la idea de que tu solicitud fue rechazada.

Sin embargo, debes tener claro que la respuesta, sea esta favorable o no, tarda en ocasiones solo tres meses y en otros casos un año. El tiempo que demora depende del lugar en donde te ubiques y del tipo de subvención solicitada.

  1. El proceso de cobro:

Luego de recibir la resolución correspondiente, en condiciones ideales sin ningún contratiempo, debes estar recibiendo el importe correspondiente dentro de tres a seis meses. En caso de existir algún tipo de problema, como por ejemplo retrasos en los procesos de administración, el cobro puede demorarse un año o un poco más.

Es importante saber que se debe estar al día con los pagos de Seguridad Social y Hacienda para que puedas recibir tu importe. De lo contrario, tendrás que saldar las cuentas pendientes para poder comenzar con tu solicitud.

Ten presente en todo momento que la subvención para tu empresa es una ayuda adicional que ayudará a impulsar el desarrollo de las actividades y el cumplimiento de los objetivos.

  1. Fase de seguimiento:

Recibir la subvención no es el fin del proceso, ya que luego de esto el organismo que se encarga de verificar las asignaciones de importes comienza a ejecutar la fase de seguimiento en la que podrían solicitar una serie de documentos que validen el destino de los fondos que recibiste.

En resumen, no todas las subvenciones se procesan de la misma manera. Hay que tomar en cuenta distintos factores. Debes esperar al menos seis meses luego de comenzar con el proceso.

A pesar de que se te presenten adversidades, aprende a convertir tus problemas en oportunidades y sácale provecho a cada situación.

 

4 pasos a seguir al solicitar una subvención para tu negocio
¿Valoras el post?