¿Por qué debo realizar curación de contenidos en mi empresa?

En los últimos años la curación de contenidos ha ido tomando fuerza en los medios online. Cribar los contenidos ya existentes para que sean accesibles, atrayentes, veraces y completos se ha convertido en una necesidad para aficionados y empresas.

Toda estrategia de marketing de contenidos parte del presupuesto de publicar contenidos para ganar visibilidad y diferenciarse del resto. Dicho así, en teoría, parece relativamente fácil: si publico contenidos interesantes lograré captar más atención, crear una comunidad y lograr que la gente consuma. El objetivo último es, en definitiva, incrementar los beneficios. En realidad sería relativamente sencillo, si no fuera por una pequeña pega: Internet es el universo de los contenidos. En Internet se habla de todo, se enseña todo, se discute todo, se comparte todo. La situación es todavía más peliaguda si pensamos que a través de los buscadores (Google, Bing…) sólo logramos acceder a un 5% de la información. El resto se pierde en páginas y documentos no rastreables. Lógicamente, añadir contenidos a algo que ya está de por sí tan cargado buscando diferenciación y visibilidad no va a ser cosa de niños.

beneficios curación de contenidosSólo existen dos modos de crear contenidos que sigan este patrón con éxito: crear o recrear. Una opción será crear nuevos contenidos novedosos, veraces, atractivos y accesibles. El problema de esto es caer en el error por desconocimiento de repetir contenidos que otro ya ha compartido. La otra opción, a mi modo de ver la realmente interesante, parte de un análisis de lo existente.

Probablemente tú ya dispongas de una serie de ideas únicas y propias que puedas mostrar al mundo, pero no cometas el error de lanzarte. Párate, analiza lo que se ha escrito sobre la temática de que tú quieres hablar en Internet, y después decide. Planifica tus contenidos, tu presencia en la red. En ocasiones, las menos, podrás permitirte hablar de lo que quieras, sin límites. La mayoría de las veces, sin embargo, será la curación de contenidos la que te marque de qué hablar, cómo y qué contenidos creados por otros puedes aprovechar.

Beneficios de la curación de contenidos a nivel empresarial

La curación de contenidos tiene, sin lugar a dudas, grandes beneficios para las empresas si la utilizan adecuadamente.

  • Formación y productividad. El primer paso que realiza cualquier curador de contenidos es recopilar toda la información de valor relacionada con su área. El conocimiento recopilado podrá ser usado a modo enciclopédico tanto por el curador como por otros empleados de la empresa. Esto mejorará su formación y los mantendrá actualizados, al tiempo que provocará situaciones de retroalimentación y será completado por ellos. En último término esta información podrá ser utilizada para la escritura y publicación de nuevos contenidos.
  • Visibilidad. La creación de nuevos contenidos de calidad mejorará a corto y medio plazo el posicionamiento de la empresa en los buscadores. Esto permitirá que otros usuarios nos encuentren y se interesen por nuestra propuesta.
  • Interacción. La creación de contenidos curados fomentará el desarrollo de nuestras redes sociales. Algunos usuarios compartirán nuestros post en sus redes; otros, incluso, comentarán, favoreciendo el desarrollo de una comunidad entorno a nuestra marca.
  • Branding. La curación de contenidos unida a una buena planificación del marketing de contenidos te permitirá desarrollarte, convirtiéndote en un referente en tu temática o segmento de mercado. También te permitirá explicar cómo y por qué hacéis las cosas, por qué vuestro estilo marca la diferencia.

La curación de contenidos antes de lo Digital

Echando la vista atrás podemos atrevernos a decir que no es algo del todo nuevo. Siempre han hecho falta profesionales que se dediquen a buscar la calidad entre lo mediocre y, de manera habitual, ha sido un campo muy especializado. En lo relativo a personas, por ejemplo, los cazatalentos (headhunters) son una profesión en alza. Los podemos encontrar en el ámbito empresarial, pero también en otros terrenos de gran trascendencia como el deportivo.

Si hablamos de cosas, de objetos, también hay varias profesiones que se han dedicado a profesiones relacionadas. Algunos de los profesionales que más han desarrollado esta faceta profesional son los historiadores y conservadores de museo. Estos, aunque se dedican de un modo más directo a la investigación y la conservación, buscan dar conocimiento a su labor. Por ello su actividad no se limita a buscar, encontrar, clasificar, ordenar y conservar objetos de índole histórico o artístico, sino que va más allá. De manera habitual realizan selecciones de objetos significativos para crear exposiciones y muestras que sean relevantes.curación de contenidos

Agri-Cultura de contenidos

Por supuesto, no podemos dejar de citar aquellas profesiones orientadas al tratamiento y uso de la información. Desde la misma invención de la escritura se crearon espacios en los que se acumulaba la información. Estos espacios fueron denominados “bibliotecas”. Dentro de ellas aparecieron variopintas profesiones que trataban la información de modos diversos:

  • Los filólogos estudiaban el modo en que los textos estaban escritos.
  • Los filósofos estudiaban el contenido de los textos, las verdades que transmitían.
  • Los bibliotecarios y documentalistas organizaban los libros, papiros y tablas para que fueran fácilmente accesibles y localizables. Esta labor de intendencia los permitió al mismo tiempo tener amplias perspectivas del conocimiento que precisaban ser escritas. La creación de nuevos volúmenes de su puño y letra fue algo natural que el tiempo nos ha hecho agradecer.

Otra profesión que históricamente ha despiezado el conocimiento para hacerlo más accesible y veraz es la de los maestros. Su papel siempre ha sido bucear en el mar de contenidos, cazar aquellos más adecuados y masticarlos para que sus alumnos sólo tengan que tragar. En el fondo, ¿no es eso lo que hace cualquier curador de contenidos? La diferencia radica en el ámbito y la capacidad de absorción de los usuarios.

El salto al mundo online desde la biblioteconomía o la docencia ha sido relativamente fácil. Ha sido necesaria una actualización de las técnicas, ya que el archivo online tiene unas limitaciones totalmente diferentes de las que tenían los archivos tradicionales. Las técnicas de búsqueda y seguimiento de información se han adaptado. Las técnicas de rastreo de nuevas informaciones sobre una temáticas son totalmente novedosas. Atrás quedaron los años en que las revistas científicas publicaban cada cierto tiempo un resumen de los artículos publicados sobre una temática concreta. Los nuevos medios permiten que salte una alerta y el contenido sea indexado de manera automática.
Lógicamente, sin la perspectiva de una persona que domine la temática, esto crea una simple base de datos. Es por eso que la labor del curador de contenidos es importante, porque permite que los datos tengan sentido y sean valorados de un modo adecuado.

El curador de contenidos, tu herramienta imprescindible

Pero, ¿por qué se ha hecho indispensable la labor de todos estos profesionales? La razón, extrapolable tanto al mundo offline como al mundo online, es sencilla: son los contenidos de calidad los que hacen que avance el mundo. Dado su sistema de trabajo, contar con un curador de contenidos tiene beneficios innegables:

  • Profesionalidad. Un curador de contenidos es, en cierto modo, un editor de contenidos. Sin embargo, no sólo es un magnífico editor, sino que además controla a la perfección las aptitudes y herramientas necesarias para la investigación online. Esto le permite bucear por el mundo de Internet como pez en el agua, encontrando cosas que otros no hallarían.
  • Eficiencia. Esto es, evitan pérdidas de tiempo. La diferencia entre encontrar una información veraz y suficientemente explicada en una primera búsqueda o tras consultar decenas de fuentes supone muchas horas de trabajo.
  • Optimización. Un buen curador no sólo contrasta y filtra la información, sino que le da forma de modo que sea atrayente y atractiva. Como profesional, cuida tanto lo que se lee como lo que se ve y lo que no se ve (metadatos).Esto se refleja de manera directa, por ejemplo, en una mejora de los resultados de posicionamiento SEO. También en una mejor experiencia para el usuario, que sin darse cuenta comprende mejor el mensaje y lo comparte.
  • Veracidad. Esta es, quizá, la parte más controvertida. Un curador contrasta su información y sólo ofrece datos ciertos. Por ello, si mantiene su labor a lo largo del tiempo, se irá convirtiendo en un referente. Llegado el momento, la información que publique será tenida en cuenta sólo por estar firmada por él. Esto hará aumentar las consultas que se le realicen, al tener consideración de experto en la materia.
La importancia de la curación de contenidos
5 (100%) 4 votes