Nací en el año 1989. Muchos dicen que soy de la generación de los “Millennials“, también conocidos como “nativos digitales“. Hoy os voy a hablar de cómo el Marketing Digital ha estado presente en mi vida.

marketing digital

El Marketing Digital y yo

Me acuerdo la primera vez que vi aquel armatoste, yo tenía como unos 7 u 8 años, lo trajo mi padre a casa para trabajar más rápido, a la voz de “niños este es mi ordenador y no quiero que lo toquéis”. Al poco manejábamos aquel ordenador como si lo hubiéramos diseñado nosotros. Yo recuerdo pasar de las clásicas ceras o rotuladores, prefería mil veces hacer un dibujo con Paint, o escribir una carta con Word, o “alimentar” a los peces de mi Aquarium virtual. Además, en el cole me estaban enseñando mecanografía y tenía que practicar (o eso decía yo).

No pasó mucho tiempo y el ordenador se nos quedó obsoleto, le pedíamos más, iban entrando los nuevos sistemas operativos y lo que antes era una herramienta más, pasó a ser la herramienta clave. Cualquier cosa que tuviéramos que hacer, seguro que lo podíamos hacer con el ordenador.

El cambio

Los profesores, bendita paciencia la que tenían con nosotros. Yo creo que fueron los primeros que tuvieron que lidiar con esta generación de cosas tecnológicas. A todos los trabajos que pedían le acompañaba siempre la misma pregunta “¿podemos hacerlo a ordenador?” y automáticamente un coro de “porfiii profeee”. Todo lo queríamos hacer con el ordenador, era más cómodo, más rápido, más divertido y lo más importante, nos sentíamos a gusto con él.

Pero lo mejor estaba por llegar, Internet en casa, eso sí fue un gran cambio. No recuerdo exactamente cuándo dejé de pedir direcciones postales para escribir una carta a pedir dirección e-mail; o cuándo dejé de tocar un timbre y preguntar “¿puede salir fulanito de tal?” a mandar un zumbido por Messenger “¡hey! ¿Vas a salir hoy?”; o cuando pasé a conocer amigos nuevos en el chat de Terra. ¿Y qué me dices de aquel sonido espantoso que salía del teléfono cuando ibas a hacer una llamada y alguien estaba usando Internet? “¡Janire, cuelga el teléfono que se me va la conexión!” jajaja bellos recuerdos.

Tengo la sensación de haber crecido a la par de las tecnologías. A medida que yo iba necesitando más, aparecían como por arte de magia, o al contrario descubrir que podía hacer cosas nuevas y parecerme lo mejor del mundo.

movil antiguo no digitalNo tardaron mucho en aparecer las tecnologías móviles y los mensajes tipo “q hcs oy?” “dnd sts?” “qdams?” “voy pa t ksa..” no tngo saldo yamam xfa” tranquilos voy a traducir “¿Qué haces hoy?” “¿Dónde estás?” “¿Quedamos?” “Voy para tu casa” “No tengo saldo. Llámame, por favor”. Sí, es cierto, le dábamos patadas enormes a los diccionarios, pero no teníamos más remedio. Disponíamos de pocos caracteres, un precio de alrededor 0,30 céntimos el mensaje, una paga limitada y muchas cosas que decirnos. Gracias a Dios, hoy en día con los correctores de WhatsApp o Telegram y los datos móviles las patadas lingüísticas son menos usuales, o eso creo.

Nuestra manera de comunicarnos y conocer mundo

jovenes marketing digitalRedes Sociales, iba a decir que son como nuestra casa, pero para mí, son una habitación más, casi la habitación principal. Para algunos por suerte y para otros por desgracia, es nuestra manera principal de comunicarnos. Me atrevería a decir que la mayoría nos comunicamos más por Redes Sociales que de manera personal y directa. Las Redes Sociales son para nosotros la manera más rápida de recibir o dar cualquier tipo de información, desde cualquier lugar y a cualquier hora del día. A los más extrovertidos les sirve para conocer y darse a conocer más, interactuar todo lo posible; y a los más tímidos les proporciona esa capa de invisibilidad, esa sensación de protección, de poder relacionarse por fin sin tener que dar demasiada información sobre sí mismos.

Si nos quieres encontrar búscanos en las Redes Sociales. Ten claro que si tu empresa no está en redes sociales debería estar cuanto antes. Sobre esto escribí un post no hace mucho, y precisamente una de las cosas que quería plasmar era esto, a nosotros el Marketing Offline apenas nos afecta, no está en nuestro mundo. Si no apareces en nuestra pantalla de ordenador, smartphone o tablet, difícilmente te vamos a ver.

millenials digitalCuando nosotros queremos escuchar música o ver vídeos, buscamos en YouTube; si no sabemos algo o necesitamos información del tipo que sea, utilizamos Google; si queremos compartir nuestros mejores momentos e historias o saber de nuestros amigos, usamos Facebook, Twitter, Instagram… si queremos crear comunidades, entramos e Google+; para buscar trabajo buceamos en LinkedIn o Infojobs; compramos, vendemos, intercambiamos, etc. Para todo, nuestra primera opción es Internet. Nuestro mundo está en la nube.

Demasiado bonito para ser verdad

Como todo en la vida, las cosas tienen sus contras. En mi opinión, una de las mayores desventajas es que pasamos de estar expuestos a los peligros y cotilleos del barrio a estar expuestos a cada rincón del mundo. Mi generación ha sido pionera en estas tecnologías y nadie imaginaba los peligros que vendrían con Internet, de estar en constante comunicación, de abrir nuestro mundo al Mundo. Es algo que ha crecido y se ha expandido muy rápido y, sin poderlo detener, nos ha absorbido como si de un huracán se tratara.

Hemos perdido lo más preciado que tenemos: nuestra intimidad, nuestro espacio y nuestra libertad. Cada vez usamos más la expresión “necesito desconectar”, hoy en día esto es casi imposible, a la mínima que desconectas (si lo consigues) ya te has desactualizado. Realmente existe una presión social en torno a todo esto. Y no solo es eso, existen riesgos muchos más oscuros en los que no me apetece entrar, como puede ser el bullying cibernético o los abusos contra la privacidad.

“Millenials” El resultado

Somos una generación que nos aburrimos rápido. Exigimos cambios constantes, actualizaciones, nuevas herramientas y aplicaciones para nuestros aparatos electrónicos. Somos, cuanto menos, exigentes. Hoy estas en nuestra vida y mañana te quedas atrás, hemos crecido en el mundo de la obsolescencia programada y eso se nota, no apreciamos las cosas materiales, enseguida quedan anticuadas e inservibles. Sabemos de todo y a la vez de nada. Somos rebeldes, nosotros mandamos, nosotros decidimos, huimos de las grandes empresas ¿qué es eso de tener un jefe? ¡Nosotros queremos ser nuestros jefes!

Somos asertivos, independientes pero a la vez interconectados, es difícil llegar a nosotros. Somos más sensibles con la sociedad o el cambio climático. Hemos crecido en plena crisis, cuando nadie daba nada por nosotros. Nos han tachado de “Ni-nis”, asegurando que no tendríamos futuro. Pero esto no nos ha debilitado. Nos ha hecho creativos, nos ha enseñado a volar. Hoy estamos aquí, mañana donde nos lleve el viento. No estamos atados a nada, somos parte de la red y viajamos a través de ella.

nativos digitales

 

Los jóvenes y el marketing digital
4.97 (99.31%) 29 votes