¿Qué es Social Media?

Es la capacidad de publicitarse en los medios sociales. Es decir, crear contenidos que promocionen nuestra marca adaptados al mundo digital. Los medios son herramientas de comunicación, por ejemplo las redes sociales o los blogs. En Social Media el contenido no solo lo genera el emisor, si no que puede generarlo los propios usuarios, compartirlo, publicarlo e incluso intercambiar información, creando así una comunidad alrededor de una marca. Los medios sociales más conocidos son sin duda los blogs o las redes sociales; sin embargo, existen otros como, por ejemplo, los vídeos o audios (YouTube), o la discusión en foros. En conclusión, Social Media es crear contenidos y compartirlos, con el fin de originar un proceso de retroalimentación; permitiendo que el usuario interactúe con la marca y viceversa.

Es importante no confundir Social Media con Redes Sociales; estas últimas son una herramienta (importante) dentro del Social Media. Las Redes Sociales son ciberespacios donde los usuarios comparten gustos, aficiones, fotografías, opiniones, todo lo que deseen, con otros. El objetivo final de un plan social media es ganar seguidores en las redes, aumentar el tráfico hacia una web, y en definitiva, encontrar clientes potenciales que finalmente adquieran tus productos o servicios.

Emociones y Social Media

emociones social mediaAntes de seguir con este post sobre el plan social media, tengo que daros mi opinión. La cual comparto con mi equipo de Jardín de Ideas, aunque soy consciente de que muchos grandes profesionales no la comparten; pero como se suele decir: “para gustos, colores”.

Cuando hablamos de Social Media, hablamos de compartir información, de interactuar, de crear comunidad, etc. Desde mi humilde opinión, esto es imposible sin jugar la baza de las emociones. Siempre que compartimos información, estamos movidos por la emoción que ésta nos trasmite; si no fuera así, ¿le haríamos caso a esa información? Cada vez que le das a un retweet o simplemente comentas tu opinión en un foro es porque algo te impulsa a hacerlo. Puede ser que te guste, que no estés para nada de acuerdo (cosa que seguramente te enfade); pero si te paras a pensar, a fin de cuentas, es una emoción lo que te impulsa a interactuar con esa información que recibes. Quiero dejar claro con esto que el plan de Social Media que os planteo a continuación nace desde este punto de vista. Dicho esto vamos a entrar en materia.

Construir un plan de Social Media

Lo primero decir que no existe un plan Social Media único. Cada plan se adaptará a las necesidades del cliente en cuestión. Una opción interesante puede ser elaborar varios planes para un mismo fin, de esta manera observaremos los pros y contras de cada uno y al final podremos realizar un único plan. Tenemos que tener en cuenta que el plan debe ser abierto, ya que es muy probable que a medida que vaya avanzando, tengamos que cambiarlo para adaptarlo a los resultados.

1- Segmentación

Busca a tu público objetivo y crea los medios necesarios para llegar hasta él. Empieza con lo justo y necesario, no quieras abarcar demasiado; recuerda que es mejor dar pequeños pasos pero firmes que no echarse a la carrera y tropezar. Por ejemplo: puedes comenzar con un par de perfiles en redes sociales y un blog; por supuesto, debes buscar las RRSS que más se adapten a tu marca.

Para encontrar estas redes puedes investigar aquellos negocios líderes que abarcan tu nicho de mercado y ver dónde tienen más movimiento e interacción con los consumidores. Esto no quiere decir, ni mucho menos, que les vayas a copiar y a hacer lo mismo. De hecho, te pido por favor que no lo hagas, solo será contraproducente para tu marca. El mundo no quiere falsos imitadores, el mundo quiere cosas nuevas y mejoradas.

Tienes una segunda opción, a menos que acabes de iniciar tu aventura empresarial; lo más probable es que en tus perfiles sociales tengas contacto con alguno o varios de tus clientes; ha llegado el momento de investigar, comprueba sus costumbres, las páginas que les gustan, sus inquietudes, casi seguro que comparten muchas con tus futuros clientes. Es una labor que no se hace en un día; pero acostumbra a dar muy buenos resultados.

2- Redes Sociales

  • Redes socialesEs importante que le dediques tiempo y que estés activo en ellas, no des sensación de abandono o perderás todo lo que has ganado.
  • Sé real y auténtico. Es decir, para generar confianza debes mostrar tal y como es la marca. También debes mostrar quien eres de una forma veraz, usa una foto real de ti mismo y haz una descripción de la empresa, pero no cualquier descripción: muestra al mundo tu marca. ¿Qué es?. ¿Quién es?. ¿Cómo es? y sobre todo lo más importante; ¿por qué?. De esta manera aquellos que compartan las respuestas a estas preguntas se sentirán identificados y será mas fácil crear vínculos con ellos.
  • Incluye un enlace a tu página web y a los otros medios como blogs o foros en los que participas, para quien quiera ampliar información sobre tu marca pueda hacerlo fácilmente.
  • No hables solamente de ti mismo. Da los buenos días o las buenas noches o lo que venga marcado según el horario de tu target. Genera contenidos que puedan interesar a tu target. Comparte emociones y genera emociones. Los medios sociales son cada día mas fríos, la gente está harta de escuchar sobre guerra, política, religión, etc. Cualquier contenido que genere una sonrisa o una distracción ante todo “lo malo” será más que bien recibido.
  • Agradece toda interacción con tu marca y nunca faltes al respeto, aunque te topes con un cliente insatisfecho. Esto último es lo que más teme cualquier profesional de social media. Perder los nervios ante un cliente molesto es un error nefasto del que sin duda saldremos mal parados.
  • No te olvides de seguir a tus seguidores, es importante que intentes mantener un equilibrio.

3- Webs, blogs y foros

Un blog es un excelente escaparate donde mostrar tus conocimientos y las virtudes de tu marca. Prepara una línea editorial, tu propio estilo, con esa línea marcada recuerda, escribes para animar a tus lectores a conocerte, a conocer tu marca, por lo tanto sigue con la pauta que marcábamos al principio, se auténtico; si algo tiene la red es que te atrapa, te seduce y, a veces, te convierte en un personaje de ti mismo. Tarde o temprano, más temprano que tarde te van a descubrir, y en la red la falsedad no se perdona.

  • Lo más importante es que los mantengas al día y los uses como medio para ampliar información sobre tu marca. Por otro lado puedes (más bien debes) ofrecer contenidos relacionados con la misma, aunque no hablen directamente de tu producto. Por ejemplo, si tienes un negocio de comestibles ecológicos puedes ofrecer recetas de cocina.
  • Tenemos las redes sociales conectadas a tus webs, blogs y foros, es momento de hacer lo contrario. Genera enlaces que redirijan a tus perfiles sociales. De esta manera estarás creando tráfico en las dos direcciones. Establece tu prioridad; cuando estés creando marca, es muy probable que necesites enviar tráfico a las redes para darte a conocer, para que puedan descubrir las virtudes de tu marca, y por supuesto las tuyas. Ahora bien, cuando quieras vender lo más oportuno es dirigir el tráfico de las redes a tu web; con esta práctica aumentarás tus conversiones de visitas en ventas.
  • Pon botones para que los lectores puedan compartir tu contenido en las redes sociales. Recuerda que no hay nada mejor que una recomendación; si tus lectores recomiendan tus contenidos te estás conviritendo en viral; en este caso no importa el alcance, bueno, si que importa, lo importante es que sea el que sea el alcance de tus publicaciones estas llegan al público adecuado. Ya hemos acordado que has investigado sobre el perfil de tus seguidores en la red, por lo tanto escribe pensando en ese perfil.

4- Analiza

Bueno ya tenemos las redes sociales, ya hemos puesto todos los vínculos y enlaces necesarios. Bien, es hora de comprobar si funcionan.

En este punto debemos investigar si todos esos likes y todo ese tráfico obtenido, se está convirtiendo en ventas. Si no es así, algo estamos haciendo mal. Ya hemos dicho anteriormente que los planes de social media hay que ir adaptándolos a todos los cambios, a los horarios y costumbres de nuestros visitantes. Debemos ver si nuestro plan está funcionando, y estamos avanzando en la dirección correcta. Si nuestra competencia crece nosotros debiéramos de estar creciendo con ella, y si es posible a mejor ritmo. Piensa que tu competencia está dando tus mismos pasos, por lo tanto trata de avanzar un poco por delante, esa pequeña diferencia es la clave del éxito.

5- Contrata un buen equipo

Puede ser que todo esto suene muy complicado, pero en las manos adecuadas los resultados son increíbles. Elige un buen equipo para tu plan de Social Media; tanto si acabas de empezar como si ya llevas un tiempo. Ponte en manos de un equipo social media y déjate ayudar. Te ayudaran a saber que redes son las que mejor se adaptan a tu marca; te podrán guiar en la elaboración de tu plan o ayudarte a adaptarlo; atender crisis sociales dando la mejor cara de tu marca y aportarte datos reales de los resultados de tu plan entre otros.

Equipo social media

Puedes resolver todas tus dudas el próximo 16 de septiembre en el Evento Canarias Digital, únete al #BuenRolloDigital.

¡REGÍSTRATE AHORA!
Plan de Social Media
5 (100%) 4 votes