¿Cómo nos afecta la Ley de Copyright Europea?

¿Cómo nos afecta la Ley de Copyright Europea?

Con la aprobación en abril de 2019 de la Nueva Ley de Copyright Europea, o Ley sobre los Derechos de Autor, por parte de la Eurocámara, surgieron muchas inquietudes e interrogantes sobre su impacto en la vida personal y laboral de la ciudadanía española.

En la actual era digital, la propiedad intelectual como obra, trabajo o invención única producto de la creatividad individual, se enfrenta al desafío de protegerse del robo, fraude comercial y del beneficio financiero de terceros. Al punto que hay quienes afirman que, al protegerse los derechos de autor a través de esta ley, también se ataca a la propia cultura y la libertad de expresión de toda Europa.

Antecedentes de la Ley de Copyright Europea

La Directiva de la Unión Europea sobre los Derechos de Autor o Copyright es una iniciativa legislativa del Parlamento Europeo que busca proteger a los creadores a través de mecanismos que les garanticen tener remuneraciones frente a las grandes plataformas de internet.

Sus inicios datan de 1996, cuando en Ginebra se firmó el Tratado de los Derechos de Autor, impactando a partir del año 2002 a 188 países miembros de Organización Mundial de la Propiedad Intelectual.

¿Cuándo entrará en vigencia la nueva ley de copyright?

Actualmente con la Directiva sobre los Derechos de Autor en el Mercado Único Digital, también llamada Directiva de Derechos de Autor de la Unión Europea, se aprobó la nueva Ley de Copyright o Ley de Derechos de Autor que entrará en vigencia para el año 2021.

El Centro de la Polémica: Los Artículos 15 y 17

Desde que fue propuesta, la nueva Ley de Copyright ha sido objeto de discusiones y controversias. En un principio el borrador de la ley contaba con 25 artículos y finalmente quedó con 35. Entre sus modificaciones resaltan las de los artículos 11 y 13, que en medio de protestas y polémicas de los sectores involucrados, terminaron en el documento final como artículos 15 y 17, respectivamente.

El artículo 15 extiende la normativa de los derechos de autor al entorno virtual para que artistas y editores de prensa digital puedan negociar de una manera más ventajosa el uso de sus obras con las plataformas de internet. Es decir, que reciban una compensación económica, ofertándoles un mayor control sobre su contenido. Las plataformas online deberán pagar para enlazar a los editores de noticias.

En el artículo 17 de la ley se exhorta a las diferentes páginas web a vigilar los contenidos que suben sus usuarios a sus plataformas; en consecuencia, tendrían que desarrollar mecanismos y filtros para evitar que sus usuarios suban contenidos que pertenezcan a terceros y así no ser objeto de penalizaciones. De igual forma, si un autor considera que un contenido es publicado sin su consentimiento podrá retirarlo.

Detractores de la Ley de Copyright

Muchas voces se han alzado en contra de la nueva Ley de Copyright, como las de activistas que la consideran una amenaza a la libertad de expresión de los usuarios en redes sociales, software libre y plataformas, argumentando que censura, reduce las fuentes de información y acaba con la diversidad mediática.

De la misma manera, los dueños de plataformas como Facebook, YouTube o Twitter, por ejemplo, manifiestan que con estos artículos se ven doblemente afectados en sus métodos de hacer negocios.

Definitivamente las actividades económicas, laborales o de marketing y para todos los que utilicen material (grabaciones, imágenes, fotografías) con copyright que no haya sido creado por ellos mismos se verán afectadas con la nueva ley, porque una marca registrada protege “palabras, nombres, símbolos, sonidos o colores”.

Defensores de La Ley de Copyright

Por otro lado, los defensores de Ley de Copyright la presentan como una forma de mantener el patrimonio cultural europeo y potenciar el consumo de contenido local; planteando incluso mecanismos de simplificación de las ventas de derechos de autor de contenido europeo para así difundirlos en plataformas digitales locales.

¿Cómo Queda España en Todo Esto?

Bajo este panorama, España internamente tendrá que ajustarse a la Ley de Copyright aprobada por el Parlamento Europeo, sus detractores y defensores se han expresado activamente, pero al final de la jornada todos deberán acoplarse a la Ley.

Investigadores del sector cultural en Europa señalan la impostergable necesidad de desarrollar competencias en el marco de la alfabetización en tecnología digital y de la democratización del acceso a internet; en virtud que las tendencias digitales actuales tienen sectores inexplorados y nuevos modelos de trabajo que brindan a los artistas posibilidades de cooperación y autoempleo que antes no tenían.

El marketing digital aún tiene mucho por explotar, ahora solo hay que buscar la manera correcta y la más ideal para hacerlo. En este contexto merece la pena debatir:

  • ¿Cómo beneficia o perjudica a los creadores de contenido tener o no visibilidad en las plataformas digitales y a qué precio?
  • Si los derechos de autor no funcionan en la era digital: ¿hay que innovar para que el copyright funcione o hay que controlar internet para que funcione el copyright?

Compártenos tu opinión sobre este tema en los comentarios.